▷ No te pierdas ninguna novedad de nuestro Blog relacionado a las entradas de Deportes de Contacto que cuelgan nuestros colaboradores.

Escuela de artes marciales para niños en Santander

 

Es una de las mejores actividades extraescolares para niños en Santander, tanto por ser un deporte muy completo como por el carácter ayuda a crear con estas prácticas tan saludables. Tan importante es para hacer amigos en un ambiente que estimula el desarrollo del respeto, el compañerismo y un verdadero sentido del honor en los más pequeños. Unos valores que están hoy en desuso y que otros deportes más populares, por desgracia, no ayudan tanto a fomentar. Y en nuestra escuela de artes marciales para niños en Santander tienes tu oportunidad de comprobarlo en tus propios hijos.

 

 

Entrenamiento de Judo en Santander para niños

 

Las ventajas del judo para los niños son muchas. Se les enseña a ser más conscientes de su fuerza y peso y el de los demás, a ser inteligentes a la hora de aproximarse a su rival y aprovechar las debilidades de este. Todo esto es inteligencia pura y dura. Aquí no vale ser más fuerte, lo que también se va a desarrollar aquí, sino que ante todo cuenta usar la cabeza y coordinar nuestro cuerpo en consecuencia. Es la base de nuestro entrenamiento de Judo en Santander para niños.

 

Una buena forma de iniciar los niños en las artes marciales porque es uno de los deportes más completos. Y se hace al que lo práctica muy consciente de su potencial físico y su estabilidad, lo cual le va a ayudar en todas las facetas de su vida. Ve a la hora de hacer algo tan rutinario cómo levantar una carga, aunque no sea una persona, el niño conocerá con mejor detalle sus límites y cómo hacer las cosas mejor.

 

Entrenamiento de kárate en Santander para niños

 

El kárate es una de las artes marciales clásicas, desempeñada durante siglos por muchas generaciones sucesivas de karatecas. Es un arte marcial que contiene básicamente al 100% técnicas de golpe, pero no de forma tan contundente como pueda ser el caso del Muay Thai o el kickboxing. Ni mucho menos. Por eso lo recomendamos especialmente para que los niños puedan en su defensa personal y en general en la práctica del deporte de contacto. Y ahora tienes la posibilidad real de un excelente entrenamiento de kárate en Santander para niños.

 

 

Los niños desarrollan mucha fuerza y aprenden a calibrar bien sus movimientos. De nuevo no estamos ante un tema de fuerza bruta ni de violencia porque sí. Todo lo contrario. La esencia del karate es el honor y la defensa personal. No en vano fue desarrollado por las clases más populares del Japón feudal, para defenderse de la violencia brutal que desarrollaban samuráis y bandoleros. Pero los campesinos no querían hacer daño a nadie. Simplemente querían defenderse y practicar un deporte que, además, caja perfectamente y representa muy bien los valores de armonía filosofía de vida de Japón. De todo el Oriente Lejano.

 

Sin duda estamos ante un deporte que será olímpico en pocos años, oficialmente ya empieza a serlo, ojalá sea así pronto porque tenemos un gran potencial en España, dónde se ha desarrollado siempre una gran cantera de karatecas.

 

Taekwondo para niños en Santander

 

Si estás pensando qué deporte puede encajar mejor con tu hijo y le has visto flipar con las Olimpiadas, piénsalo, estamos ante un deporte relativamente reciente y con gran proyección. Se creó hace menos de 100 años en Corea del Sur y es muy divertido, además de una forma inmejorable de acercarnos a una cultura enigmática pero que tiene mucho que aportar al mundo. La filosofía de un país muy desconocido e incomprendido como es Corea. Y ahora tus hijos pueden venir a entrenar con nosotros Taekwondo para niños en Santander.

 

 

Siempre se realiza con protecciones, por lo que no hay que tener mucho miedo a ninguna lesión ni golpe ni nada. Y los niños descargan la adrenalina y aprenden a controlar su fuerza. Que la violencia es una realidad con la que pueden hacer daño a los demás, pero si se controla puede hacer mucho bien y hasta ser un juego divertido y hasta una forma de defenderse de los malos. Está demostrado que los niños que se inician pronto en el entrenamiento de las artes marciales son menos propensos a dar y recibir el acoso llamado bullying. Porque aprenden a respetar y a no hacer daño a los demás porque si, sino que es más divertido entrenar y aprender todos juntos. Aquí nadie abusa de nadie.

 

Las ventajas de este deporte: porque decidirme por el entrenamiento de artes marciales para niños en Santander

 

Sería muy difícil resumir aquí todas las bondades que tienen estos deportes y lo mucho que pueden aportar a los niños. Yo diría que es imposible explicarlo sin haberlo vivido antes. Y yo que fui un niño que quise hacer karate desde pequeño y no se me dejó, lo puedo decir con toda franqueza. Es algo a lo que siempre acabas volviendo. Y así fue que con 20 años volví a lo que había querido hacer desde el principio, casi sin pensar, en cuanto un amigo me lo propuso. Y me puse a entrenar Jiu Jitsu y Muay Thai en Santander sin preocuparme más por lo que dijeran y mi familia o lo que dijera nadie más. Porque hay un enorme desconocimiento y tabú en torno a la práctica de las artes marciales, pero a mí me han abierto los ojos muchas de las experiencias que he vivido en estos entrenamientos. Por esto os digo que es totalmente recomendable el entrenamiento de artes marciales para niños en Santander

 

La práctica de artes marciales es buena para conocer a los demás, por encima de los estereotipos de las distintas culturas y hasta razas. Se te quitan todos esos prismas absurdos cuando compite si entrenas con gente que no es como tú, en apariencia, pero con los cuales te une un vínculo de camaradería y sobre todo el amor a las artes marciales. Por todo lo que significan para nosotros. ¿Que a veces es duro entrenar y duelen un poco los golpes? Puede ser, según se mire, pero es que la vida es así. Lo que sí tengo claro es que siempre me han dado más de lo que me han quitado, si es que me han quitado algo alguna vez. No hay mejor forma de pasar el tiempo ni de encontrarse con uno mismo.

 

 

Clases de Karate en barcelona

En el campo de las artes marciales, las patadas son fundamentales e importantes. Esto se debe a que, en la mayoría de las artes marciales de combate, los puntos en el contacto se llevan el papel principal. Por esta razón, es necesario que los deportistas sepan cómo entrenar la elasticidad para las patadas de artes marciales.

Esto es para que los deportistas tengan una rutina de entrenamientos que ayude a aumentar la elasticidad en las piernas y, de esta forma, incrementar el rango de las patadas.

¿Qué es la elasticidad en las artes marciales?

Antes de hablar de la elasticidad en las artes marciales, debes saber que la flexibilidad y elasticidad no son lo mismo, pero ambos conceptos van de la mano en los deportes.

La elasticidad es la capacidad de los tendones, ligamentos y músculos de contraerse o estirarse. Pero, por otro lado, la flexibilidad es la capacidad que tienen las articulaciones de realizar movimientos de máxima amplitud sin lesionarse o desgarrarse.

Para tener una buena flexibilidad en las patadas es necesario trabajar la elasticidad con estiramientos y ejercicios antes de realizar cualquier movimiento.

Es importante resaltar que lleva tiempo y dedicación estirar las articulaciones para llegar al máximo punto de flexibilidad.

¿Por qué es importante entrenar la elasticidad para las patadas?

Al momento de realizar alguna patada, se debe tener una buena elasticidad. Si esto no es así, representa un riesgo para el artista marcial. Ya que, si se intenta realizar algún movimiento sin tener algún entrenamiento previo, puede haber calambres, lesiones e incluso desgarros. Estos últimos pueden ocurrir en los músculos o articulaciones que se encuentran en las piernas.

Es importante saber que, en las artes de competencia, las patadas son una herramienta necesaria. Por lo tanto, cada técnica de patada que se realice debe ser llevada a cabo de manera correcta y con el entrenamiento adecuado.

De esta forma el artista tendrá más oportunidad de triunfar al momento de participar en actividades que requieran un buen nivel de flexibilidad y elasticidad.

La elasticidad no solo beneficia al aumento de flexibilidad en los músculos, sino que su desarrollo también ayuda en la agilidad y velocidad.

Al momento de realizar una patada, si la elasticidad y la flexibilidad de las articulaciones es buena, el alcance de las patadas tendrá mayor amplitud y mejor rapidez de respuesta al realizar el movimiento.

¿Cómo entrenar las patadas en algunas artes marciales?

La base de una buena elasticidad para patadas en las artes marciales depende de la constancia y dedicación que se tiene en los entrenamientos. Por esta razón, es necesario la buena ejecución de ejercicios de elongación y estiramiento. Estos ayudarán a tener una buena precisión, fuerza, rapidez y potencia en las patadas que se realizarán.

A continuación, te mostramos algunos consejos para entrenar la elasticidad de patadas en tres disciplinas principales de las artes marciales:

Patadas en kung fu

El kung fu es una de las artes marciales que depende de manera fundamental de una buena elasticidad y flexibilidad. Para entrenar de forma correcta la elasticidad de patadas en kung fu, debes centrarte en lograr una buena extensión y flexibilidad en las piernas.

Esto se debe a que, la mayoría de las patadas en kung fu son de un rango medio y alto. Pero asegúrate de no forzar los músculos ni articulaciones. Esto puede ocasionar dolores y molestias que pueden terminar en lesiones graves o afecciones permanentes en tu cuerpo.

Para empezar, puedes realizar estiramientos en el suelo, sobre una superficie suave. Estos pueden ser en colchonetas o alfombrillas, de forma que el cuerpo descanse sobre una superficie cómoda.

Otra forma en la que puedes realizar estiramientos es de pie, manteniendo una buena posición y agarre en el suelo. En esta posición puedes usar algún instrumento o superficie que ayude a mantener la estabilidad y equilibrio necesarios para mejorar la elongación del cuerpo entero.

Patadas en karate

Las patadas en Karate necesitan un cierto nivel de elasticidad, flexibilidad, equilibrio y velocidad. Para entrenar a estos niveles debes centrarte en practicar los desplazamientos y cambios de posición.

Si se busca realizar las patadas de forma exitosa, el cuerpo debe ser flexible desde la espalda baja, hasta la punta de los pies. De no tener una buena elasticidad y flexibilidad, no habrá un buen movimiento ni rotación al momento de realizar las patadas.

Otro aspecto que debes tomar en cuenta es el control de distancias y efectividad en las patadas, ya que no es solo lanzar patadas, sino hacerlo con precisión y buen control.

Los estiramientos pueden realizarse de pie o en el suelo, empezando desde la cabeza hasta los pies, ya que el equilibrio depende de todo el cuerpo.

También puedes mejorar tus entrenamientos con el uso de paletas para aumentar el rango de altitud de las patadas. Y sacos para patadas si deseas aumentar la fuerza y elasticidad.

Patadas en Kick Boxing

En esta disciplina, a diferencia del karate y el kung fu, la elasticidad y flexibilidad no tiene un papel fundamental, sino que la fuerza y agilidad son de mayor importancia.

El rango de las patadas en Kick Boxing es en su mayoría de bajo y medio alcance, ya que son patadas dirigidas hacia el abdomen, pecho y piernas del contrincante.

Pero también, existen algunas patadas que requieren de mayor elasticidad y flexibilidad en las piernas, debido a su amplitud y altitud.

Debido a que el Kick Boxing es una disciplina que requiere un nivel mayor de fuerza en piernas y manos, los entrenamientos son en su mayoría en sacos de boxeo.

Pero antes de ir al saco, debes realizar calentamientos previos de estiramiento en el suelo o de pie. Estos estiramientos son para calentar los músculos y articulaciones antes de proceder a realizar actividades con mayor demanda de fuerza y flexibilidad.

Un beneficio adicional que tiene entrenar la elasticidad es que en la vida cotidiana ayuda a la buena circulación de la sangre en el cuerpo. Y no solo eso, sino que también evita esos dolores incómodos en las articulaciones y músculos por falta de movimiento y estiramiento.

Aprende kárate en nuestra academia de artes marciales en Santander

 

El kárate es una de las más conocidas artes marciales que existen y es una de las llamadas clásicas, junto a otros ejemplos como el judo o el taekwondo, que también impartimos en nuestra academia de artes marciales de Santander.

 

Nuestro joven profesor de kárate, Ángel, quiere compartir nosotros algunas de las razones por las cuales recomienda el entrenamiento de Karate y especialmente en los más pequeños. De hecho, como él mismo nos cuenta, la fase final de un entrenamiento de kárate es que te empieza a picar el gusanillo de la docencia. De enseñar a los demás lo que tú has aprendido. Esto es la mejor señal de que el camino es bueno y que no termina nunca, como en una cadena infinita de maestros y alumnos que se han transmitido unos a otros este sublime arte del kárate.

 

Una forma inmejorable de aprender a coordinar nuestro cuerpo y movimientos

 

Como todas las demás artes marciales, se trata de una buenísima forma de empezar la práctica del deporte en los más pequeños. No hay una educación física mejor que ésta, tan completa y armoniosa, que además ayuda a los niños a forjar su carácter.

 

 

En mi caso personal, con dos hermanos que entrenaron karate desde muy niños, puedo dar fe de las cualidades personales que aporta el kárate y mejor cuanto antes empiece.

 

La lógica de los distintos movimientos. La coordinación de nuestros miembros y cuerpo a la hora de ejecutar los golpes y la defensa o las esquivas. La estabilidad que tenemos que asegurar siempre para no caernos al suelo u ofrecer al rival un derribo o golpe fácil. Todo esto nos lo enseña el kárate desde el principio y nos puede valer para luego coordinar mejor nuestro físico en otras situaciones de la vida.

 

Aprende defensa personal en nuestra escuela de kárate en Santander

 

Como todas las demás artes marciales y de combate, el kárate nos aporta esta ventaja añadida de que aprendemos a defendernos. Porque, aunque no es tan violenta la sociedad actual como la sociedad feudal japonesa, en que se creó el kárate, para que la gente normal pudiera defenderse de los bandidos o de los propios samuráis, nunca está de más tener esta seguridad en nosotros mismos. Un último recurso de defensa personal que nunca sobra.

 

Recorre el camino de los cinturones y los grados en nuestra academia de Kárate de Santander

 

Una de las cosas que más motivan a la hora de aprender este arte marcial, desde que somos niños, es la recompensa al esfuerzo que supone recorrer el camino de los cinturones y los grados. Es el justo premio al trabajo realizado que aprenderemos todos, sobre todo los niños, en nuestra academia de kárate en Santander.

 

El kárate nació como una forma popular de defensa personal sin armas

 

El kárate nació en la región japonesa de Okinawa, como decíamos, por la simple necesidad de la gente corriente de poder defenderse sin armas ante el monopolio de la violencia armada que ejercían delincuentes y samuráis. Es algo que tienen en común todas las artes marciales, pues el Muay Thai se creó para que el pueblo tailandés se pudiera defender de sus enemigos. Invasores y criminales por igual.

 

Y el Jiu Jitsu también fue creado por monjes budistas para defenderse de los bandoleros, que infestaban los caminos de peregrinación, inclusive sin tener que dar ningún golpe, precisamente por la filosofía de no violencia que caracteriza al culto budista.

 

 

Aprender artes marciales en Santander sin miedo a lesionarse

 

En el caso del kárate, por supuesto, hay golpes y patadas, pero no es ni mucho menos un arte marcial que pueda ser considerada tan violenta como el Muay Thai o incluso el kickboxing. Ni mucho menos. Los golpes del karate son eficaces, pero son mucho menos brutales, por así decir, con lo cual tenemos un arte marcial muy eficaz para defendernos y a la vez más suave, por así decir. Con menor riesgo de llevarnos un golpe contundente o una lesión grave. Es por ello que se recomienda mucho para iniciar a los niños en la práctica de las artes marciales.

 

Es una buena manera también para los adultos de aprender artes marciales en Santander sin miedo a lesionarse. Un temor que anima a muchos posibles alumnos de artes marciales, que no quieren aparecer al día siguiente en su trabajo con un vendaje o un ojo morado, pero esto no tiene por qué suceder con el kárate. Un arte marcial en el que prima mucho la técnica y la buena realización de los movimientos y golpes, por encima de la fuerza bruta o el querer ganar la pelea.

 

Un deporte que terminara siendo olímpico: ven a entrenar kárate en Santander con nosotros

 

De hecho, todos hemos visto cómo en esta Olimpiada de Japón 2021 se practicaban katas de Karate y no combates. Porque el kárate es ante todo técnica, aprender el manejo y la filosofía de un arte marcial ancestral que el pueblo japonés nos ha regalado a toda la Humanidad.

 

Esto es lo que te ofrecemos en nuestra escuela de kárate. No lo pienses más y ven a entrenar karate en Santander con nosotros. No te arrepentirás.

 

Ven a entrenar Taekwondo en Santander con nosotros

 

Se trata de un arte marcial bastante moderno, ya que lo inventó un general surcoreano a mediados del siglo pasado. Proviene de una acertada mezcla del arte coreano nativo del Taekkyon y el karate tradicional y es muy efectivo para nuestra defensa personal. Los asiáticos se han tomado siempre muy en serio el desarrollo de técnicas de defensa personal sin armas, probablemente por la influencia del budismo en esta región.

 

De hecho, fueron monjes budistas los que inventaron el Jiu Jitsu, que significa arte suave, para ser capaces de defenderse de los bandoleros de los caminos sin necesidad de dar ni siquiera golpes.

 

Entrenar Taekwondo en Santander: una divertida forma de aprender a defenderte

 

En el Taekwondo, por el contrario que con el jiu jitsu o el judo, vamos a defendernos con golpes realizados con brazos y piernas, pero la seguridad en entrenamientos y combates es máxima y todo se hace con protecciones. Tampoco se trata de un arte marcial tan espectacular en el tema de los golpes como pueda ser el kick boxing o el Muay Thai, pero definitivamente es una disciplina que nos enseña a valernos por nosotros mismos en caso de un ataque.

 

Esta es una de las razones por las cuales muchas personas animan a entrenar con nosotros Taekwondo en Santander.

 

 

Patadas de Taekwondo (chagui)

 

El taekwondo es un arte marcial y deporte olímpico reconocido por sus técnicas de patadas, que suelen ir dirigidas al tronco o la cabeza. En un principio, sin embargo, se estilaba más el atacar los pies, con técnicas de barrido. incluso enfocarse en atacar al cuerpo y cuello mediante atrapes para propiciar un derribo. Cada técnica tiene su propia denominación y variantes.

 

En el caso de la patada, está la frontal de percusión, la patada frontal de empuje (miro chagui), la patada lateral (yop chagui), la patada circular a la cabeza o tronco (dollyo chagui) y muchas más técnicas, las cuales a su vez tienen distintas variantes.

 

Nuestra experiencia en el entrenamiento de Taekwondo en Santander: un arte marcial para la defensa y el combate

 

En la práctica del Taekwondo existen también los golpes a corta distancia con las rodillas (murup) y con las tibias (jeong-gang). También se enseñan golpes con el puño (jirugi) y a mano abierta (son), así como dos técnicas básicas de puño rectilíneo (baro jirugi y bandae jirugi). Como en cualquiera otra disciplina de lucha, venta de cuando también existen los bloqueos y defensas (makki).

 

 

Técnicas de defensa activa y de defensa y ataque simultáneo, para las cuales se utiliza la palma de la mano, el exterior o el interior del antebrazo, la punta de los dedos, el hueso tibial como en Muay Thai, la planta de los pies, los mismos puños, etc.

 

Aprende a esquivar y evitar los golpes

 

Los bloqueos y chequeos son complementarios a las esquivas y desplazamientos, dentro de lo que es la defensa, para la cual podemos bloquear los ataques de forma contundente o bien desviar el golpe. Aprender bien la técnica nos ayudará a evitar choques y lesiones innecesarias.

 

Posiciones de Taekwondo (sogui): muy importantes para ganar confianza

 

Como en toda otra arte marcial, al llevar a cabo las diferentes técnicas, es fundamental la alineación correcta del cuerpo, así como saber mantener la estabilidad mediante la colocación del centro de gravedad. De esta manera, sabiendo cómo distribuir nuestros pies-rodillas-muslos-caderas-torso-hombros-cabeza, podemos aplicar la potencia y agilidad en las distintas combinaciones de ataque y defensa.

 

Así vamos construyendo la base de nuestro entrenamiento de Taekwondo en Santander, pues todo arte marcial tiene su principio en la correcta colocación del cuerpo y nuestra estabilidad.

 

Por qué entrenar Taekwondo en Santander: los valores de este arte marcial

 

Como en toda otra arte marcial, la mayoría de las cuales vienen del Lejano Oriente, el respeto por el oponente se manifiesta en un saludo inicial y en ser honorables durante la pelea. Existen diversas posiciones que por sus nombres pueden sonar un poco a película, pero que son muy eficaces para la defensa personal y el combate.

 

 

Entrenamiento de Taekwondo para niños en Santander: un deporte olímpico para el futuro

 

Son muchas las razones por las cuales muchos padres eligen los deportes de lucha para sus hijos. Una de ellas es que son disciplinas que fomentan valores como el autocontrol, así como el compañerismo y la sana competitividad. Una realidad muy alejada de los tópicos que a veces dan mala prensa a las artes marciales, pero aquí no se estimula la violencia porque sí, ni se trata de deportes peligrosos, y de continuo se hace mucho hincapié en prevenir las lesiones.

 

Nuestros profesores tienen mucha experiencia en la docencia con niños y jóvenes. Ellos son el futuro de este deporte, con el estímulo extra de que se trata de un deporte olímpico, lo que anima a muchos padres a elegir el entrenamiento de Taekwondo para niños en Santander. Definitivamente se trata de una ventaja competitiva con respecto al karate o el Jiu Jitsu, que no son olímpicos, aunque tienen sus propios campeonatos.

 

Clases de Taekwondo en Santander

 

Por todo lo dicho y por mucho más que te contaremos aquí, esperamos verte pronto en nuestra academia de Taekwondo. Nuestras clases de Taekwondo en Santander se realizan en un gimnasio recién estrenado, con un tatami nuevo y las mejores garantías de la práctica segura de este deporte. Anímate a probar y seguro que te quedas con nosotros. Asesórate sin compromiso y verás lo fácil que es empezar y lo rápido que aprendes. Una forma inigualable de hacer amigos y divertirnos mientras aprendemos la mejor defensa personal posible.

 

Aprende con nosotros judo, jiu jitsu, boxeo o kick boxing en Santander

 

Somos una escuela joven en todos los aspectos. Queremos difundir y defender los valores de las artes marciales y el deporte en general, en concreto en disciplinas tan bonitas y útiles como el Jiu Jitsu o el boxeo. Con nosotros puedes entrenar todo, inclusive con el mejor profesor de kick boxing en Santander.

 

Entrenar duro fortalece nuestro sistema inmunológico, nos ayuda a combatir las toxinas y los malos pensamientos ya está aleja de nosotros los vicios y la depresión. Está demostrado que somos más proclives a sufrir el covid-19 o cualquier otra infección si somos personas con una baja forma física. En este caso de las artes marciales, además, aprendemos a defendernos y ganamos mucho en nuestra seguridad personal en todos los aspectos.

 

 

Aprender kick boxing en Santander de forma seria y segura, pero también divertida

 

Seguro que más de una vez has visto los combates por la tele con una velada y ha sentido admiración y cierta envidia por la destreza de esos competidores. Pues ahora es tu oportunidad de aprender kick boxing en Santander al nivel que tú quieras y con el mejor ambiente de entrenamiento. Ésa es la clave para cogerlo con ganas y perseverar, aunque los frutos de esta afición vienen muy pronto. Tampoco hay que pensar que el nivel de exigencia tiene que ser el de un profesional. El 95% de las personas que entrenan estas disciplinas no hacen combates, sino que simplemente quieren aprender a defenderse y hacer ejercicio de forma divertida. Y segura, también. No hay que pensar que vamos a ir de la clase con un ojo morado o un brazo roto. Las sesiones son tan frecuentes o no como puedan serlo en cualquiera otra disciplina deportiva.

 

Conocer gente entrenando kick boxing en Santander: una buena forma de salir de la rutina

 

También hay que valorar mucho las amistades y el compañerismo especial que tienen estas disciplinas de lucha. No estamos hablando simplemente de un deporte, con todo lo sano y edificante que es el deporte en sí, sino que también se potencian valores importantes para la vida. En general valores más sanos que los que promociona por ejemplo el fútbol, dónde muchas veces los chavales se pelean por ser titular o tener éste u otro puesto en el campo. Y también pasa con los adultos que se producen piques constantemente, pero esto no es así en los deportes de lucha.

 

En estas disciplinas se reconoce mucho más el honor, la humildad del que sabe y hace que aprendamos, el agradecimiento al que nos enseña y un montón de buenos valores que hoy en día escasean tanto. Es hora de retomar viejas costumbres y viejos valores y aprender juntos a ser mejores en todo. Apoyarnos en este aprendizaje mutuo que es la vida.

 

 

 

Escuela de artes marciales para niños en Santander

 

Todos conocemos ya las bondades del deporte en los niños. Ahora que estamos en un clima olímpico es mejor momento que nunca para inculcarles que tienen que hacer deporte, no sólo para estar en forma, sino también por los valores que puede aportar la práctica del deporte en su vida. Vamos a ver algunas de estas cualidades del deporte en la infancia y en concreto porque elegir la práctica de artes marciales.

 

  1. Evita que tu hijo acumule sobrepeso

 

Estamos ante una de las prácticas deportivas que más esfuerzo físico requieren, por lo que se trata de un deporte ideal para que los más pequeños no acumulen esas grasas nocivas que tantos menores hoy en día padecen.

 

  1. Les da seguridad y confianza en sí mismos

 

Todos sabemos que la infancia y la adolescencia son periodos de la vida donde las inseguridades juegan un papel más tóxico. Inclusive es preocupante el fenómeno del bullying, pero todo esto se puede atajar con algo tan sencillo como practicar deporte cada día y en concreto judo o Jiu Jitsu, etc.

 

 

  1. Aprenden a defenderse ante las agresiones

 

Vivimos en un mundo peligroso donde los delincuentes y los matones de colegio o instituto pueden hacer daño a los más pequeños. Para evitar estos problemas, como no siempre podemos estar ahí al lado para cuidarlos, les podemos dotar de estos recursos de autodefensa.

 

Muchos padres, de hecho, encaminan a sus hijos hacia estas artes marciales para potenciar que se puedan valer por sí mismos en caso de problemas. Y en gran parte para esto está nuestro curso de defensa personal para niños en Santander.

 

  1. La vida sana les aleja del alcohol y las drogas

 

Por desgracia, cada vez más jóvenes se inician más pronto en el consumo de drogas o alcohol. En España se trata de un problema muy preocupante, por lo que la práctica de estos deportes puede realizar una gran influencia en alejarles de estas lacras.

 

  1. Evita el sedentarismo de los más pequeños y los jóvenes

 

La práctica habitual de deporte evita que nuestros menores se pasen tantas horas jugando a los videojuegos o viendo la televisión, etc. Si conseguimos motivarles en la práctica de un deporte, con los valores de compañerismo y el pasarlo bien con los amigos, conseguiremos que descanse en un rato de tanta pantalla y tanto sofá.

 

  1. Les hacemos creer que pueden ser personas mejores

 

Muchas veces, por los complejos de los que hablábamos antes y otras situaciones, los más jóvenes llegan a pensar que no valen para nada. Que nada se les da bien. Pero esto pasa muchas veces porque no les estamos motivando lo suficiente. Situación que puede cambiar con la práctica del deporte en compañía de sus amigos y los profesores más ejemplares para ellos.

 

 

  1. Estimular su entusiasmo y acostumbrarles a trabajar cada día por sus objetivos

 

Los niños y jóvenes están sometidos a un estrés que a veces no vemos. Los estudios y los problemas típicos de la edad no les permiten, a veces, darse cuenta de que pueden conseguir lo que se propongan con un método de trabajo y una motivación suficiente. Pero si conseguimos esto con el deporte también puede conseguirse con el estudio.

 

Es otra forma de darles esa seguridad de la que hablábamos antes. Como estamos viendo, no existe sólo el fútbol y el tenis, y nuestro curso de defensa personal para niños en Santander y jóvenes les puede aportar mucho más que un simple entretenimiento.

 

  1. Pueden socializarse con otros menores y adultos que se preocupan por ellos

 

El compañerismo y la camaradería de las artes marciales es muy alabada por todos los deportistas. Es un ambiente muy sano en el que pueden hacer amigos y también conocer profesores que a lo mejor no son tan aburridos como los del colegio o el instituto. Todo esto les puede abrir un poco las miras, ya que a veces no pensamos que el sistema educativo o la rutina diaria que llevan es un poco limitada.

 

 

  1. Aprender a trabajar en equipo y saber ganar y perder

 

Cuando trabajamos en equipo, las cosas suelen salir mejor. Prácticamente en ninguna empresa se trabaja sin colaborar con los demás y esto es algo que tenemos que enseñarles a los pequeños desde el principio. A veces, también, las restricciones están convirtiendo a nuestros hijos en personas solitarias. Todo esto se puede potenciar con el entrenamiento cotidiano de las artes marciales, en las cuales la competitividad entre los compañeros no es tan acusada como en el fútbol y otros deportes. Se trata de colaborar mucho, saber ganar y aprender del que sabe más que tú. También de enseñará que sabe menos.

 

Por todo lo dicho, vosotros ya vuestros pequeños en nuestra escuela de defensa personal en Santander.