Escuela de defensa personal en Santander

 

Hoy vamos a hablar de lo que es la defensa personal desde un caso propio. Una experiencia de la formación más útil que podamos recibir en nuestra vida, sobre todo si la recibimos desde chicos/as, pues aprovecharemos mucho más los valores y capacidades que nos da el tatami. ¿Pueden las matemáticas o Internet eventualmente salvarte la vida, ponerte en forma y regalarte amistad y compañerismo como hacen las artes marciales? Y lo mejor de todo es compartir diversión y aprendizaje con compañeros, como podrás experimentar en nuestra escuela de defensa personal en Santander.

 

 

Abre una nueva academia de artes marciales en Santander

 

Hace muchos años que ingresé en una academia de artes marciales en Barcelona, Xfit, donde empecé mi entrenamiento con mi maestro Javier Feliubadaló. Y hoy quiero contaros un poco cómo es esto de la defensa personal y qué aportación ha tenido en mi vida. En primer lugar, al ser un deporte muy completo, te pones en forma muy rápidamente y adquieres una gran resistencia física en todos los aspectos. La explosividad de este ejercicio y el mantener alto el nivel de pulsaciones, durante los asaltos, me permitió incluso dejar atrás del todo mi problema de asma. Y hacer caja de por vida, como se suele llamar en la calle al incremento de la capacidad pulmonar y la resistencia.

 

Por lo tanto, ya sólo por esto merece la pena haber empezado mi entrenamiento en artes marciales hace casi 20 años. Por la gran capacidad física que adquieres, claro, si eres constante y aprovechas bien las clases. Notarás los efectos de forma inmediata, pero es sólo una de las múltiples ventajas que vas a sentir en tu vida. Por esto queremos hoy comunicarte que ha abierto una nueva academia de artes marciales en Santander

 

Aprender defensa personal en Santander

 

Otro aspecto a tener en cuenta muy beneficioso del entrenamiento en artes marciales es que te da mucha seguridad, a la hora de desenvolverte en la vida. Por eso cada vez está más de moda aprender defensa personal en Santander. Porque te dotas de una capacidad de defensa propia muy notable, que te permite no sólo afrontar una posible amenaza de agresión, sino incluso prevenirla. Porque hasta para correr y evitar la trifulca hace falta estar entrenado. Y el miedo o la falta de experiencia en estos lances nos puede convertir en víctimas propiciatorias, para cualquier irracional o delincuente, pero la cosa cambia cuando ellos mismos advierten que te sabes defender.

 

 

A mí me ha pasado varias veces. Que algún personaje agresivo se ha acercado a mí para agredirme en la calle, por cualquiera razón, y al comprobar que sabía ponerme en guardia y guardar la distancia se han echado hacia atrás. Es decir, se han desanimado de su propósito por una simple disuasión, sin necesidad de terminar en un conflicto a las manos. Porque la mayoría de las veces no hace falta llegar a la pelea, ya que este tipo de abusones buscan víctimas fáciles y no personas entrenadas, que les puedan poner en un aprieto o incluso darles una paliza. Pero es bueno estar entrenados para jugar en las grandes ligas, por si acaso, y así estaremos más seguros.

 

Qué es la defensa personal y cómo entrenar defensa personal en Santander

 

Lo primero que me enseñaron fue a caer y levantarme correctamente. Nunca se me olvidará. Y puede parecer una tontería, pero no tanto si lo piensas bien, porque en una mala caída se ha lesionado más gente que por los golpes. Una mala caída puede suponer que te desnuques o cualquier lesión de gravedad en cadera, rodillas, etc. Por eso es importante aprender a caer si nos derriban o nosotros mismos nos tropezamos. Un ejercicio que conviene repetir a menudo, para tenerlo siempre presente y que nos salga de manera automática.

 

 

También es importante ante una amenaza de agresión ser capaces de levantarnos correctamente, si llega el caso, para poder defendernos bien o huir. Y si a lo anterior se le llama caída técnica, a la hora de levantarse es levantada técnica. Y tiene la misma utilidad, es decir, evitar ser golpeados cuando estamos poniéndonos en pie. No hay ninguna prisa por conseguirlo si lo que vamos a recibir a continuación es una patada o cualquier otro golpe, sino que será mejor hacer las cosas bien y asegurarnos de que no recibimos ningún impacto. Es la lógica de la realidad de la calle, que implica nuestro planteamiento de cómo entrenar defensa personal en Santander.

 

El arte suave de los budistas: entrenar jiujitsu en Santander

 

Aunque pueda parecer mentira, durante una pelea, tirados en el suelo no estamos tan mal como pueda parecer, porque también se puede defender uno cuando está ahí. Desde luego, te evitas el efecto de la gravedad al caer, aunque se añade el riesgo de que te pisen contra el suelo, por lo que hay que aprender a girar bien y entrenar técnicas como la fuga de cadera. Son técnicas que en nuestra academia de defensa personal en Santander aprenderemos desde principio. Y el Jiu-Jitsu será la clave para conseguir esta base que es, precisamente, ser capaces de defendernos desde el mismo suelo. Recursos técnicos que no maneja la mayoría de bronquistas y delincuentes, por lo que contaremos con una ventaja adicional sobre ellos. Sólo tienes que venir con nosotros y te informaremos de cómo entrenar jiujitsu en Santander.

 

 

¿Es realmente útil la defensa personal? Mi experiencia en defensa personal en Santander

 

En mi propio caso, puedo aseguraros al 100% que me ha sacado de más de un atolladero. Cuando era joven, sobre todo, y entrenaba más, pero también me veía involucrado en más altercados causados por el exceso de alcohol y el ímpetu de la juventud. Pero la técnica aprendida y el entrenamiento cotidiano funcionan, incluso, cuando uno está en piloto automático por culpa de la ingesta de alcohol. Un grave error que repetí varias veces y del que me sacó en más de una ocasión mi conocimiento de artes marciales. Y esto es algo en lo que hago especial énfasis a la hora de dirigirme a las chicas, que son especialmente vulnerables a todo tipo de agresiones.

 

Como decíamos antes, los victimarios suelen buscar objetivos fáciles, no importa si son ladrones o violadores o simples abusadores y macarras. La mayoría de ellos se vean desanimados en sus intenciones cuando comprueban que puedes ofrecerles una resistencia muy seria, por lo que simplemente desechan el enfrentamiento y se van por su lado. Y eso es todo lo que queremos las personas normales, que nos dejen en paz. Ésta es la base de nuestros cursos de defensa personal en Santander. Salir de los problemas y tener la confianza de que podemos salir airosos de cualquier situación.

 

Entrenamiento físico para oposiciones en Santander

 

Recuerdo con especial viveza de mis primeros tiempos de entrenamiento, en el gimnasio de artes marciales en Barcelona, la gran afluencia de compañeros de las fuerzas de seguridad y la seguridad privada. Para ellos, el entrenamiento en artes marciales era parte esencial de su formación laboral para evitar conflictos y hasta preparar las oposiciones. Y esto es una pista para los que piensan que el entrenamiento en defensa personal no sirve para nada. Si fuera así, ¿irían a estas clases policías y guardias de seguridad? La respuesta lógicamente es no.

 

 

Y además de todo, las artes marciales sirven de base inmejorable para el entrenamiento físico para oposiciones en Santander.

 

Los valores de las artes marciales para niños en Santander y en cualquier parte

 

No puedo pensar en un deporte más sano ni más completo para niños y niñas desde sus primeros años. Y además de mantenerles ocupados y ejercitados físicamente conseguiremos también que se sepan defender ante cualquier agresión imprevista. Porque los niños también son víctimas de todo tipo de abusos, bullying, etc. Además, está más que comprobado que todo lo que se aprende en la infancia adquiere un dominio mucho más enraizado en las personas. Y la defensa personal es necesario que salga de nosotros de forma automática y natural, como todo acto reflejo ante una situación de peligro.

 

Son muchas las ventajas de enseñar artes marciales para niños en Santander, para que desde muy jóvenes se acostumbren al deporte y tengan recursos que les puedan sacar de graves problemas.

 

 

Nuestra vocación como escuela de artes marciales en Santander

 

De esta manera, nuestros chavales se criarán además en unos valores de humildad, honor, compañerismo y un sinfín de virtudes que por desgracia escasean en otros deportes más populares, pero a la vez más competitivos. Deportes más populares, como el fútbol, pero aquí tendremos una base espiritual y de actitud muy sana que es incompatible con el abuso, el pandillerismo, las drogas, el alcohol y otras lacras de nuestra juventud.

 

Y esto es algo común al mundo del deporte, pero en otras disciplinas no se ensalza tanto este cúmulo de virtudes tan beneficiosas para la vida. Para la formación de los más pequeños, también de los mayores, que muchas veces echamos en falta esa camaradería y los nobles sentimientos que impulsan a los luchadores. Toda una serie de valores y capacidades que podrás desarrollar en escuela de artes marciales en Santander.