Razones por las que tus bíceps no crecen

¿Tienes problemas para conseguir la apariencia que deseas?, ¿tus bíceps siguen luciendo igual que antes? ¡No te preocupes! En este artículo te explicaremos algunas de las razones por las cuales tus bíceps no crecen.

¿Por qué mis bíceps no crecen?

Posiblemente, la razón por la cual no consigues los resultados que deseas en tu cuerpo, es que no realizas la rutina que necesitas.

En la mayoría de los casos, aunque una rutina de ejercicios pueda parecer provechosa, no necesariamente sea lo que tu cuerpo necesita. Esto es cuestión de genética, dado que todas las personas no son iguales, por tanto, un detalle importante es escoger la rutina indicada.

Por otro lado, otra de las razones principales por las cuales tus bíceps no crecen es por la ejecución. En otras palabras, la forma o técnica como hacemos cierto tipo de movimientos es de vital importancia para ejercitar los músculos de forma adecuada.

En este sentido, es importante recordar que lo que vale en los entrenamientos no son las repeticiones sino la calidad de estas. Por ejemplo, no es necesario competir por ver cuántas flexiones o levantamientos haces por minuto, sino hacerlo de la manera correcta.

A razón de esto, uno de los grupos musculares de mayor importancia para desarrollar durante los entrenamientos son los bíceps. No obstante, para ciertas personas lograr resultados notorios en esta área del cuerpo a veces puede ser todo un desafío.

El entrenamiento y fortalecimiento de los bíceps, así como otras partes del cuerpo, es algo que toma tiempo y requiere de paciencia. De lo contrario, el cuerpo no asimila los movimientos y, aunque parezca conveniente, realmente solo es un gasto de energía que hace el cuerpo.

3 razones por las cuales tus bíceps no crecen

Bien, ya que tenemos una noción básica del problema, podemos adentrarnos más en el tema. A continuación, te explico de forma concisa algunos de los detalles que quizá no has tomado en cuenta durante tus entrenamientos.

Primera razón: Los excesos

Como bien sabrás, los excesos nunca son buenos, y los entrenamientos y deportes no son la excepción a la regla. En este caso, hay dos cosas que pueden afectar el crecimiento de los bíceps, las cuales pueden ser:

  • Levantar cargas demasiado pesadas.
  • Hacer demasiadas repeticiones.

En el primero de los casos, es importante reconocer nuestra capacidad y no exigir al cuerpo más de lo que debemos. De lo contrario, en vez de aumentar el tamaño de nuestros bíceps, lo que haremos será lesionarnos.

Levantar cargas muy pesadas provoca que los músculos se casen, lo que desfavorece la expansión muscular. Las cargas en exceso o rutinas que incluyen levantamientos pesados también ponen mucha presión en los codos. Es por esta razón, que la energía y el esfuerzo no la asimilan los bíceps.

Si tus bíceps no crecen, debes asegurarte de que el peso que levantes sea el indicado respecto a tu condición y capacidad física. Además, para cerciorarte de que estás ejecutando el movimiento de forma correcta, debes poder sentir el esfuerzo en los bíceps y no en otra parte.

Ahora, en cuanto a las repeticiones, hacer varias series de 10 a 15 repeticiones alternadas con otros ejercicios, garantiza un mejor resultado. Con una carga ligera y repeticiones concisas, te aseguras de que tus bíceps asimilen el ejercicio como es debido. Asimismo, el descanso entre cada repetición es adecuado para no generar demasiada tensión en el área.

Segunda razón: la posición y ejecución

La postura es una de las cosas más importantes si se trata de realizar cualquier tipo de movimiento. En el caso de los ejercicios, esto es vital para no lastimar los músculos y articulaciones. Asimismo, la alineación del cuerpo es esencial para que los músculos se ejerciten correctamente.

En este caso, debes prestar atención al ángulo de inclinación que tienen tus brazos con respecto a tu cuerpo.

Por otra parte, la técnica y la ejecución de esta es otro detalle que debes considerar cuando quieras aumentar de tamaño tus bíceps. Con relación a esto podemos hablar de dos fases elementales en el ejercicio de los bíceps, que son las siguientes:

  • Fase concéntrica: también conocida como fase dinámica concéntrica o fase positiva. Se trata del movimiento que se hace en contra de la gravedad, contrayendo los músculos a razón de la fuerza ejercida.
  • Fase excéntrica: también denominada fase dinámica excéntrica o fase negativa. También es un movimiento que se ejecuta en contra de la gravedad. No obstante, en este el músculo se contrae para frenar la caída de la carga.

Tanto para la fase concéntrica como para la fase excéntrica es sumamente importante realizarlas a un ritmo constante y con la carga adecuada. Del mismo modo, la alineación del cuerpo debe ser la correcta para sentir el efecto en los bíceps.

Por otro lado, de acuerdo con los expertos la fase excéntrica trae mejores beneficios para el aumento de tamaño en los bíceps. Esto es debido a la fuerza que se requiere para realizar el movimiento. Sin embargo, es importante recordar que este tipo de movimientos deben ser realizados de forma lenta y alargada para sacarles provecho.

Tercera razón: el cuerpo

Tal como mencioné anteriormente, cada cuerpo es diferente y asimila los entrenamientos de forma distinta. No obstante, hacer ejercicio no se basa únicamente en apegarse a una rutina. Al contrario, una mala alimentación puede ser otra de las razones por las cuales tus bíceps no crecen.

Una correcta alimentación, es un detalle esencial para que los músculos y las articulaciones se mantengan saludables.

No es necesario hacer una dieta súper estricta para conseguir asombrosos resultados. Tampoco consumir demasiados suplementos vitamínicos, con tener una alimentación balanceada es suficiente. Asimismo, mantener el cuerpo hidratado también es una de las formas de asegurarte de que tu cuerpo esté en óptimas condiciones.

Por otro lado, en la variedad también puedes encontrar buenos resultados, y no me refiero precisamente a la comida. En este caso hablamos de las rutinas, cambiar de rutina periódicamente puede traer mayores beneficios para el cuerpo.

También, es ideal experimentar con varias técnicas de modo que consigas la que sea más ventajosa para ti.

Del mismo modo, es importante incorporar a la rutina ejercicios que no se enfoquen en ejercitar una sola parte del cuerpo. De esta manera, te aseguras de que tus grupos musculares crezcan de forma proporcionada.

Los movimientos que ejercitan el área muscular de los tríceps son un complemento ideal para mantener la musculatura y la fuerza en los brazos.