Deporte y Ansiedad | ¿Cómo nos ayuda? - 5 beneficios

Mantener el cuerpo en movimiento es la mejor medicina natural que puedes encontrar. Te invito a leer este artículo para que aprendas los aspectos más importantes sobre el deporte y la ansiedad.

¿Qué es la ansiedad y cómo nos afecta?

La ansiedad es un estado mental, que puede ser efecto colateral provocado por una situación que genera mucho estrés. Se caracteriza por la manifestación de sensaciones negativas como la inquietud e inseguridad.

Puede verse también como una respuesta natural del organismo ante situaciones cotidianas que nos hacen sentir incómodos. Del mismo modo, puede ser provocado por cosas que leamos o escuchemos, las cuales provocan un miedo intenso, o generen preocupaciones.

Los episodios o ataques de ansiedad vienen normalmente acompañados de patologías, por ejemplo: taquicardia, sudoración, agotamiento, entre otros.

La ansiedad en grandes cantidades representa un problema perjudicial para el bienestar de la mente y el cuerpo. Por esta razón, resulta tan importante saber combatirla con los medicamentos adecuados.

No obstante, la mejor opción para lidiar contra problemas y ataques de ansiedad no son los medicamentos que consigues en la farmacia, sino el movimiento.

Así es, el deporte y las actividades físicas son la mejor forma de mantener la ansiedad al mínimo y eliminar las energías negativas.

¿De qué manera ayuda el deporte en la ansiedad?

Esta es una pregunta muy simple de responder.

Está clínicamente comprobado, que hacer deporte es una forma de combatir problemas como la ansiedad y la depresión, debido a la respuesta natural del cuerpo. Por consiguiente, al hacer deporte o cualquier actividad física, nuestro cerebro libera endorfinas, también llamadas “hormonas de la felicidad”.

Por medio de esta respuesta química natural es que podemos sentir una sensación de bienestar y alejar las preocupaciones de la mente.

En cuanto al deporte y la ansiedad, lo importante es pensar en una actividad física que puedas realizar para mantener la mente ocupada. Cualquier actividad física que ponga en funcionamiento el organismo, servirá para luchar contra los problemas de ansiedad.

Asimismo, las tareas sencillas que puedas realizar en tu hogar también son una alternativa para combatir la ansiedad. Por ejemplo: labores de jardinería, jugar con tu mascota, limpiar, etc.

Por otro lado, el tiempo que inviertas al hacer deporte, o realizar cualquier otra actividad es igualmente importante. No es necesario ir a los extremos para mantener la mente y el cuerpo saludable, con 30 minutos de ejercicio al día es suficiente.

Estos 30 minutos de actividad pueden ser repartidos a lo largo del día, es decir, 15 en la mañana y 15 en la tarde. De esta manera, puedes ayudar a tu cuerpo a prepararse con energía para el día y sobrellevar la tensión acumulada.

5 beneficios de hacer deporte para la ansiedad

Ahora bien, el deporte y la ansiedad son dos cosas que van de la mano, no obstante, una es la pesadilla de la otra. En este sentido, nos referimos a que, el practicar deportes o hacer ejercicio de manera constante, puede traer múltiples beneficios.

A continuación, te enumero 5 beneficios por los cuales hacer deporte es la mejor alternativa para lidiar la ansiedad:

  1. Bloquear pensamientos negativos. Cuando hacemos algún deporte, o salimos a caminar, entre otras actividades, la mente se mantiene enfocada en esa tarea, por tanto, podemos dejar las preocupaciones.
  2. Nos hace sentir mejor con nosotros mismos. Hacer deporte o actividades físicas periódicamente nos ayuda a mejorar la forma como nos percibimos a nosotros mismos, es decir, mejora nuestra confianza.

Como resultado, dejamos de ser tan críticos al cometer un error, y así sufrimos menos estrés y ansiedad.

  1. Mejora la calidad del sueño. Unos minutos de actividad física al día son suficientes para drenar el estrés acumulado, lo que permite a la mente descansar como es debido.

También, nos ayuda a inducir de forma natural un estado de relajación en nuestro cuerpo, que ayuda a conciliar mejor el sueño.

  1. Ayuda a gestionar las emociones. Así como drenar estrés, hacer deporte es una manera adecuada para deshacerte de todas esas emociones que producen ansiedad.

En este sentido, puede ser una solución perfecta para drenar sentimientos de ira.

  1. Favorece a la condición física. Por último, uno de los mejores beneficios de hacer deporte es que contribuye a mejorar nuestro físico. No obstante, este beneficio no sólo se refleja en la manera como se ve nuestro cuerpo, sino también en cómo se siente.

Mejores deportes para aliviar la ansiedad

Del mismo modo, el aspecto más importante que debes tener en cuenta a la hora de escoger un deporte es elegir algo que te guste. De lo contrario, podrías sentirte obligado a realizar la actividad, lo cual no es conveniente cuando buscas liberar la mente o calmar la ansiedad.

Otro aspecto importante que deberás tener en cuenta antes de escoger cualquier deporte es que no necesita ser una actividad física extenuante. En otras palabras, no necesitas esforzarte demasiado o exigirle mucho a tu cuerpo para liberarte de la ansiedad. Las rutinas o deportes simples son suficientes para estar un paso delante de la ansiedad.

Seguidamente, te ofrezco un listado con algunos de los mejores deportes y actividades físicas para combatir los problemas de ansiedad:

  • La natación. Unas horas de natación por semana son una terapia excelente para dejar atrás todo lo que agobia a la mente.
  • El yoga. En conjunto con la meditación, es una técnica perfecta para poner a la mente en equilibrio con el cuerpo. Además, los ejercicios de respiración del yoga son una solución rápida y sencilla que puedes aplicar cuando estás bajo situaciones de mucho estrés.
  • Los pilates. Las rutinas de esta disciplina pueden ser adaptadas a los requerimientos y condición física de la persona, por tanto, son un ejercicio ideal. También, este es un método eficiente aplicado para rehabilitación que fortalece la mente y el cuerpo, ayuda a drenar el estrés y ganar energía positiva.

No obstante, actividades físicas como ir en bicicleta o hacer caminatas a cualquier hora del día, también resulta beneficioso para combatir la ansiedad. Asimismo, al practicarlas regularmente se crea una rutina saludable que ayuda a la mente a estar enfocada, y previene la aparición de episodios de ansiedad.