Ejercicios para rectificar columna: Aquí los mejores 5

Rectificar columna es una actividad que puede evitar problemas en nuestra columna a lo largo de la vida. Por lo tanto, buscar ejercicios para rectificar la columna puede ayudar a corregir o disminuir estos problemas. La finalidad es fortalecer la columna a través de ejercicio físico regular.

La lordosis lumbar es algo normal en la columna vertebral humana y es necesaria para lograr nuestra postura erguida. Sin embargo, a veces suele crearse una curvatura en forma de C en la región lumbar. Esta suele crearse de forma prominente en la parte baja de la espalda. Esta mala posición puede surgir como resultado de una mala postura o falta de ejercicio. Por lo tanto, a través de algunos ejercicios podemos corregir la lordosis en cierta forma.

En este artículo te hablaremos de 5 ejercicios para rectificar la columna. Así mismo, poder evitar, disminuir o eliminar estos problemas y buscar esa postura correcta que tanto deseamos.

¿Por qué debemos rectificar la columna?

Los problemas de curvatura de la columna no solo afectan tu postura, sino también, vienen acompañados de consecuencias, como múltiples síndromes dolorosos, lumbalgia o lumbagos, dolores crónicos, síndromes compresivos nerviosos, entre otros.

Además, también nos encontramos con dolores que se localizan en otras zonas del cuerpo.  Pueden aparecer dolores en las piernas, pérdida de fuerza y reflejos. Esto conlleva con el tiempo a que la única solución para arreglar este problema sea una cirugía. Por lo tanto, es mejor trabajar a tiempo y buscar ejercicios que nos ayuden a disminuir, evitar y corregir poco a poco estos problemas.

¿Cuándo tenemos una buena postura corporal?

  • Una buena postura corporal se logra cuando nuestras orejas están alineadas con los hombros y los omoplatos replegados.
  • Si estás de pie debes ser capaz de mantener siempre los hombros hacia atrás y evitar que el estómago sobresale en la medida posible.
  • Coloque su peso principalmente en las puntas de tus pies.
  • Mantener la cabeza erguida y tener los hombros a la altura de los pies.
  • Deje que sus brazos cuelguen naturalmente a los lados.
  • Respirar profundamente te puede ayudar a que el estómago reorganice tu postura.

¿Cómo mejorar mi postura para rectificar la columna?

  • Debemos tener en cuenta nuestra postura cuando realizamos cualquier actividad, como mirar televisión, lavar los platos o caminar.
  • Debemos mantenernos activos. Cualquier ejercicio puede ayudar a mejorar su postura, pero ciertos tipos de ejercicios pueden ser especialmente útiles. Una buena idea es hacer ejercicios que fortalezcan los músculos alrededor de la espalda, el abdomen y la pelvis.
  • Mantener un peso saludable es esencial para tu columna. El peso extra puede debilitar los músculos abdominales, causar problemas de la pelvis y la columna vertebral.
  • Use zapatos cómodos. Los tacones altos pueden afectar su equilibrio y obligarlo a caminar de manera diferente
  • Siempre asegurarnos que las superficies de trabajo estén a una altura cómoda, ya sea al estar frente a una computadora o preparando la cena, etc.

Los 5 ejercicios para rectificar columna

Además de practicar el hábito de tener una buena postura diariamente, puedes poner en práctica estos 5 ejercicios para corregir tu columna:

Estiramiento común para rectificar columna

El estiramiento común es indicado para fortalecer la columna y disminuir los dolores de espalda. Se recomienda complementarlo con ejercicios de respiración. Para ponerlo en práctica de manera adecuada hay que seguir los siguientes pasos:

  • Lo primordial es estirarse en el piso boca arriba, encima de una esterilla para hacer ejercicios.
  • Una vez estés en esa posición, dobla las piernas y lleva tus rodillas hasta el pecho ayudándote con las manos.
  • Debes comenzar a respirar de la siguiente manera: toma aire por la nariz y expulsa por la boca.
  • Vuelve a colocarte en la postura inicial y repite el ejercicio por lo menos 15 veces.

Abdominales superiores 

La ventaja de este ejercicio es que no solo te ayudan a rectificar la columna, sino que también, podemos trabajar otros músculos del cuerpo. Para ponerlo en práctica debemos colocarnos encima de la esterilla, doblamos las rodillas y colocamos las manos atrás de la nuca. Subiremos el tronco hasta donde podamos, evitando forzar el cuello y la cervical, debemos mantener esta postura durante 3 segundos. Luego regresaremos a la posición en que comenzamos y realizaremos 15 repeticiones.

Crunch oblicuo tumbado 

Este ejercicio te ayudará a fortalecer toda la zona lumbar, así como también, trabajarás los oblicuos y moldearas tu cintura. Para hacer este ejercicio nos estiraremos encima de una esterilla, y una vez tu espalda pegue del suelo, colocaras una pierna hacia el lado contrario. Es decir, si empiezas por la pierna derecha deberás colocarla encima de la pierna izquierda y de igual forma el otro lado. Lo importante de este ejercicio es mantener siempre la espalda recta y tocando el suelo.

Elevaciones contralaterales 

Este ejercicio es perfecto para trabajar la coordinación de tu columna. Para hacerlo correctamente, debes colocarte boca abajo, similar a la forma de gatear y alzar las manos hacia la altura de los hombros. De forma paralela, debes subir también la pierna del lado contrario a la altura de la cadera. Por ejemplo, si subimos la mano derecha, debemos subir la pierna izquierda y así sucesivamente. Debemos mantener esta posición durante 3 o 5 segundos y regresas a la posición inicial. Repite el ejercicio de 12 a 15 veces.

Estiramiento posterior para rectificar columna

Con este ejercicio ayudaremos a trabajar la parte muscular de la columna y disminuirá la tensión del lumbar. Para este ejercicio, puedes usar una banda elástica y hacerlo un poco más fácil. Deberás pasar la banda por la planta del pie que levantaras y sujetar con las manos. 

Para realizar de manera adecuada el ejercicio, deberás colocarte hacia arriba, doblando una pierna hacia el pecho y pasar la banda por la planta del pie. Una vez que tengas la banda bien colocada, estira la pierna y tira de los dedos del pie hacia arriba de manera que la pierna quede completamente tensa. Una vez arriba, se debe mantener la postura durante 5 segundos y bajar despacio. Repite el ejercicio 10 o 12 veces con cada pierna.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*