Entrenamiento de Muay Thai en Santander para todos

 

Se trata de un arte marcial muy completo por su excesivo uso de brazos y piernas, que se combinan además con codos y rodillas. Una circunstancia esta última que hace del Muay Thai una disciplina muy conocida, pero sobre la cual también pesan algunos clichés, cómo suele pasar con el conjunto de las artes marciales.

Muy al contrario de lo que piensan algunos, las artes marciales no estimulan la agresividad de nadie ni son violentas porque sí. Tampoco se limitan a su esencia deportiva, pues encierran un significado más profundo que empieza en su lugar de origen en el Lejano Oriente. Precisamente en sociedades que se caracterizan por el respeto mutuo y la no violencia que les ha inspirado sobre todo el budismo, por lo que puede chocar un poco que unas artes de lucha tan efectivas hayan nacido precisamente de estos pueblos. Pero todo tiene su explicación.

 

 

Precisamente por ser tan nobles y atentos con los extranjeros, respetuosos y pacíficos, muchos orientales tuvieron que sufrir en sus carnes los abusos de distintos agresores. Es por ello que se prepararon para defenderse, incluso sin armas, frente a los bandoleros y contingentes armados que pululaban por sus países. El caso más conocido es el de los samuráis, que imponía una ley de hierro en Japón y en los países cercanos que ocupaban. Pero las clases más populares no tenían recursos para invertir en armamento y tenía que aprender a defenderse con sus propias manos y pies. Ésta es la filosofía todavía hoy de nuestro entrenamiento de Muay Thai en Santander para todos.

 

Es bueno que los niños se acostumbren a interiorizar todos los valores, técnicas y la filosofía misma de las artes marciales desde pronto

 

Entrenar Muay Thai en Santander sin miedo a lesionarnos

 

En el caso del Muay Thai, su lugar de nacimiento no es Japón, si no el enigmático país de Tailandia. También tiene mucho que ver con el budismo, al igual que ocurre con el Jiu Jitsu, y en ese espíritu de nobleza y vocación por la autodefensa que caracteriza a todas las artes marciales. Unas disciplinas que fueron inventadas por las clases más populares para poder hacer frente a invasores y criminales. En el caso concreto de Tailandia, además de tener que lidiar con los delincuentes y bandoleros, los Tai también tuvieron que defenderse de los distintos pueblos invasores en su país.

 

Es por ello que no debe sorprendernos que haya tanta afición por este deporte que eso para el pueblo tailandés. Allí están los niños más pequeños ya empiezan a practicar las distintas combinaciones, algo muy llamativo cuando venimos de fuera y comprobamos esta curiosa realidad, pero desde principio nos damos cuenta de que estamos en una sociedad muy rural. Y que tiene muy presente en todo momento su contacto con la naturaleza. Una filosofía que aplicamos en nuestra manera de entrenar Muay Thai en Santander sin miedo a lesionarnos.

 

 

¿Qué es el Muay Thai?

 

El Muay Thai es un arte marcial en el cual se combate arriba, como se suele decir en el argot, para referirnos aquí no es precisamente tanto de llaves ni derribos, aunque también algo de eso hay. Pero los principales recursos que vamos a desarrollar son los puños, patadas, codos y rodillas. Que hace de este arte marcial una de las más espectaculares, pero también de las más eficaces, puesto que se trata de una disciplina de lucha pura y dura. Enfocada para conseguir el KO cuanto antes, a poder ser sorprendiendo al rival con la mejor combinación de esquivas, golpes y a veces derribos.

 

En los gimnasios como el nuestro, el nivel lo pones tú, pudiendo prepararte para competir o para aprender a defenderte o mantenerte en forma. No es lo mismo una cosa que la otra, pero lo que no cambia nunca es la filosofía del Muay Thai y lo que nos puede dar a cada uno. Porque al final, tanto si quieres prepararte en serio para competir como si lo que quieres es mantenerte simplemente en forma, lo importante es que la vas a pasar bien y vas a aprender un montón de valores importantes para tu vida. Desde el respeto por uno mismo y por los demás al conocimiento de nuestro cuerpo y nuestro los límites físicos y psicológicos.

 

En XFit apostamos por todas las artes marciales, las cuales pueden ser combinadas (MMA)

 

Una de las cosas que más nos enseña el Muay Thai es a no tener miedo al dolor. El dolor es normal y forma parte de la vida, desde cuando vamos al médico hasta los momentos en que pasamos cualquier padecimiento de salud o personal, incluso por sentimientos.

 

Lo importante es saber manejar estas situaciones. Relativizar lo que nos está pasando en cada momento, puesto que los golpes a veces duelen, pero supera con mucho la parte positiva de este noble arte. Todo lo que nos aporta como personas. Con ese trasfondo de la filosofía budista que tiene tanto que ver, precisamente, con el manejo del dolor.

 

Llegar a amar el dolor es un proceso inevitable cuando estamos hablando de Muay Thai, pero ya decía el refranero antiguo que sarna con gusto no pica. Y el nivel de los golpes y de intensidad del entrenamiento lo marca cada uno, por lo que nadie debe tener miedo de lesionarse o sufrir más de la cuenta. Tú tienes la última palabra en el manejo de la intensidad entrenamiento y las metas a las que quieres llegar.

 

 

La base de nuestro entrenamiento de Muay Thai en Santander

 

Por lo que a mí respecta, las lesiones que he sufrido han sido siempre bastante llevaderas. Entrenar con las debidas protecciones también ayuda, para empezar el uso imprescindible de la coquilla y el bucal, pero sin despreciar la protección que también nos brinda el casco acolchado. Y el entrenamiento de Muay Thai en Santander también me ha ayudado a valorar más la prevención de los distintos riesgos a la hora de hacer deporte, a calibrar mi fuerza y sobre todo aprender algo que es muy importante a la hora de enfocar la defensa personal. Saber manejar las distancias.

 

 

Es una de las primeras cosas que uno aprende cuando empieza su entrenamiento de Muay Thai. Uno no se acerca a su adversario si no es para golpear, pues de lo contrario sólo conseguimos ponernos a tiro de los golpes rivales. Golpes que en el caso del Muay Thai abarcan todo el cuerpo, desde los derribos con los pies, haciendo barridos, los ataques contra tronco y cabeza. Por esto es importante aprender a cubrirse bien y el Muay Thai también nos aporta una gran variedad de defensas. De técnicas de esquiva, posiciones parar los golpes y recursos para pasar al contraataque.

 

Mucha gente que no conoce el entrenamiento rutinario de las artes marciales se hace preguntas como las siguientes.

 

¿Me puedo lesionar fácilmente?

 

Esto depende mucho a que haya sido tu calentamiento previo y de cómo desarrolles las técnicas. Si te has colocado bien las vendas en la mano, para ajustar bien el guante a la muñeca. Y así varios factores que se pueden controlar.

 

¿Cómo se pueden entrenar los rodillazos y codazos sin lesionarse o hacerse daño? En estos casos, como no estamos en combate puros y duros, sino entrenando con los compañeros, aquí vamos a poner más énfasis en la técnica que en el remate del golpe. Es decir, que no se culminan los golpes, lógicamente, reservando esa finalización de los golpes para cuando estamos haciendo las técnicas con las protecciones.

 

¿Cuándo podré decir que tengo un nivel mínimo suficiente para competir? Las metas las marca cada uno, pero el Muay Thai es un arte marcial que pronto entrega los frutos del esfuerzo y del trabajo que hayamos sembrado. Y muchas veces ya estamos listos para desafíos más grandes con pocas semanas de entrenamiento. Todo depende de las ganas y el cariño que le pongamos a esto. Pasa como con todo en la vida.

 

 

Ven con nosotros a entrenar Muay Thai en Santander

 

¿Necesito tener unos conocimientos mínimos de otras artes marciales para poder entrenar Muay Thai en Santander? Por supuesto que todo lo que ya hayamos entrenado ayuda, pero no es ni mucho menos necesario tener ningún conocimiento previo de nada. Las artes marciales más parecidas son kickboxing y K1, pero siempre estaremos hablando de un nuevo universo de técnicas y conceptos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*