Recuperar la forma tras el parto | ¿Cuál es la mejor rutina?

La maternidad es una de las etapas más bellas de nosotras como mujeres, aunque para el cuerpo, es un proceso que siempre deja secuelas. Al dar a luz, nuestra figura sufre un cambio que, en muchas ocasiones, queremos corregir. Por lo tanto, te traigo una rutina deportiva para recuperar la forma tras el parto.

La maternidad, en sí, cambia nuestro cuerpo considerablemente, sobre todo, cuando lo habitual es engordar entre diez y quince kilos durante el embarazo.

Mientras no haya riesgos de salud como la diabetes o problemas cardiovasculares puedes lucir tu cuerpo postparto sin presión alguna. Sin embargo, si deseas sentirte mejor contigo misma, debes tomar la decisión de comenzar a hacer una rutina de ejercicios de mujer para recuperar la silueta perdida.

¿Cuándo puedes comenzar a realizar los ejercicios para recuperar la forma tras el parto?

El momento ideal para comenzar a ponerte en forma después del parto es a partir de los 6 meses. Aunque, muchos especialistas opinan que lo mejor es esperar hasta el primer año después de dar a luz.

Esto se debe a que, transcurrido ese tiempo, puedes realizar cambios en tu alimentación sin perjudicar la leche materna al momento de amamantar a tu bebé. Aunque siempre debes procurar llevar una dieta sana y con poco contenido de grasas.

Es importante que dejes que tu cuerpo se recupere lentamente después del parto, ya que al dar a luz se pierden aproximadamente 6-7 kilos. Asimismo, con el pasar de los días el útero regresa a su tamaño normal, por lo que perderás, al menos, 3 kilos más. 

Por lo tanto, una vez que tu organismo se vea libre de este peso, puedes considerar si necesitas o no, someterte a un régimen de ejercicios.

Claves para recuperar la forma tras el parto

Después de tener a tu bebe, y pasado un tiempo prudente, lo mejor es identificar dos aspectos que te ayudarán a controlar tu peso. Estos son la alimentación y el ejercicio.

Todas las dietas para adelgazar deben ir sujetas a un plan de ejercicios para que la pérdida de peso sea efectiva. Por tanto, necesitas comenzar a consumir frutas, verduras y cereales integrales durante tus comidas.

Con un aporte adecuado de minerales, vitaminas y moderadas calorías, puedes llegar a mejorar tu aspecto de tu piel y obtener más energía. Asimismo, evitar las grasas y los azúcares detendrán el aumento de peso y la sensación de flacidez.

Ahora, con los ejercicios es importante que consideres comenzar con una rutina suave y gradual, para evitar un shock a tu cuerpo. Por ello, puedes elaborar un plan de ejercicios que se adapte a tus necesidades y sea de bajo impacto para ti.

Algunas rutinas de ejercicios que puedes seguir para recuperar la forma tras el parto

Una vez que te decidas a comenzar una rutina tras parto, debes tomar en cuenta el tiempo que empleamos en ella. Como tú bebe aun esta pequeño, es normal que requiera de mucha atención, lo que te deja poco tiempo para ti misma. 

Dado esto, te recomiendo que emplees tan solo 20 minutos de ejercicios, incluso, puedes realizar algunos mientras cargas a tu pequeño o pequeña.

Entre los ejercicios que puedes realizar en tu rutina de ejercicios se encuentran:

Caminatas

Esta es una actividad que puedes realizar sola o cargando al bebe. El tiempo de duración es variable, ya que depende de tu comodidad, aunque lo recomendable son 10 minutos nada más.

Natación y bicicleta

Estas dos actividades también forman parte del grupo de ejercicios aeróbicos donde están las caminatas. Estas son opciones ideales para comenzar a mover tu cuerpo, mientras conservan un cómodo nivel de exigencia para ti. Por ello, la constancia de estas prácticas es la que mejores resultados ofrece a largo plazo.

Hipopresivos

Los hipopresivos se encargan de fortalecer el suelo pélvico mediante ejercicios de mediano impacto. Gracias a estos, podrás tonificar tu abdomen con una técnica que puedes realizar sobre la alfombra de tu sala.

  • Para realizar este ejercicio debes acostarte boca arriba sobre el suelo, con las piernas abiertas a la altura de tus caderas. 
  • Lo siguiente es colocar las palmas de las manos viendo hacia tus pechos mientras flexionas los codos para generar una presión, sin tener que subir los hombros. 
  • Esto, junto a una relajación abdominal puede llegar a liberar tensión del suelo pélvico.

Elevación de cadera

Una vez estando boca arriba y con las rodillas abiertas y flexionadas, se levanta la pelvis hacia arriba con un movimiento lento. Este ejercicio fortalece los glúteos y da mayor estabilidad a la pelvis, lo cual es necesario para prevenir dolores lumbares.

Sentadillas

Este es un movimiento conocido que trabaja todas las partes del cuerpo. Se realiza estando de pie con las piernas abiertas a la amplitud de los hombros. 

Luego, debes ir bajando con la espalda recta hasta que tus glúteos casi toquen el piso. Las sentadillas logran que el abdomen y los glúteos trabajen y se mantengan tonificados.

Flexión de piernas en ambos sentidos

Con la espalda pegada al suelo y los brazos por encima de la cabeza, debes doblar las rodillas hacia el vientre. Luego, a medida que vayas exhalando, puedes bajar las dos rodillas juntas hacia alguno de los dos lados, ya sea el derecho o el izquierdo. Esto lo debes repetir hacia el lado contrario.

Existen más ejercicios que puedes seguir, como la elevación de piernas o actividades con una goma de caucho. Lo importante es que tengas en cuenta que deben ser prácticas suaves y graduales, evitando poner a tu cuerpo bajo mucha presión.

Algunos consejos que puedes seguir para recuperar tu figura después de tener a tu bebé

Lograr la figura que deseas luego de tener a tu pequeño es una tarea que requiere mucha constancia y dedicación. Ambos factores son necesarios para que veas los resultados que deseas en buen tiempo. 

Además, puedes seguir estos consejos para conseguir el cuerpo que deseas una vez dado a luz:

  • Mantente activa durante el embarazo, de esta forma el cuerpo ya estará acostumbrado a una rutina específica y no te costará tanto retomarla.
  • Agita, flexiona y gira tus tobillos de un lado a otro para mejorar la circulación en el cuerpo.
  • Utiliza fajas postparto para fijar la piel mientras realizas los ejercicios.
  • Bebe mucha agua en el día, esto ayudará a eliminar toxinas y acelerar tu metabolismo.

Llegar a tu peso deseado es un largo camino que necesitas recorrer con mucha paciencia. Si te desesperas, puedes llegar a tardar incluso más de lo esperado. Por ende, debes estar positiva y calmada hacia los objetivos que deseas cumplir.

Sin embargo, no debes olvidar amar tu cuerpo tal cual es, y desde luego, agradecer todo el proceso que realizó para que pudieras tener a tu bebe contigo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*