Aprende a defenderte con nuestras clases de boxeo en Santander

 

Desde nuestra experiencia personal podemos decir que esto es una gran verdad. Nada puede quemar más grasa que un asalto o, mejor aún, varios asaltos seguidos de boxeo. Con la intensidad de pulsaciones y movimiento que esto implica. Sin duda uno de los mejores y más cortos caminos para ponernos a tono para este verano.

Y no hay que pensar sólo en la imagen que vamos a dar, sino en muchas otras ventajas.

 

No tengas miedo a los golpes: hay muchos niveles de entrenamiento posibles

 

Muchos aficionados al boxeo sienten cierto temor a la hora de pensar en posibles lesiones y golpes que duelen o marcan. Estas personas queremos decirles que no necesariamente tenemos que pasar por eso. Ni muchísimo menos.

 

En nuestras clases de boxeo en Santander serás tú mismo/a quien calibre el nivel de intensidad del entrenamiento. Y podemos practicar con los compañeros o con sacos, pero en cualquier caso podemos decidir si queremos un entrenamiento de competición o simplemente aprender y mantenernos en forma.

 

 

Ganar resistencia y explosividad con nuestras clases de boxeo en Santander

 

Una de las principales características que vamos a mejorar mucho es nuestra explosividad, lo que significa que vamos a ser capaces de reaccionar más rápidamente y con mucha más potencia. Por otro lado, la explosividad lleva implícita la resistencia, pues aumentamos nuestro cardio para cualquier forma de ejercicio físico.

 

Se trata de un ejercicio que nos sirve también para aprender a defendernos de la forma más eficaz posible. Y esto es algo que nunca está de más en una sociedad con un aumento constante de la delincuencia y los antivalores. Por eso no es mala idea que aprendamos a ser autosuficientes en cuanto a nuestra seguridad se refiere y las chicas no somos un grupo aparte en esto, porque las mujeres reciben una gran proporción de las agresiones físicas y sexuales. Una proporción que disminuiría bastante si fuéramos capaces de repeler nosotras mismas dichas agresiones. Y muchas veces basta con que el agresor intuya que sabemos defendernos: ni siquiera hace falta derrotarle, en una pelea abierta, en la gran mayoría de los casos.

 

 

Gana rapidez de reflejos

 

El boxeo es un deporte en el que el contrario se sitúa muy pocos centímetros de nosotros, por lo que la rapidez en los movimientos y en los reflejos debe ser muy alta. Unos reflejos que nos van a ayudar también en la vida diaria, puesto que son muy útiles por ejemplo para conducir. Para esquivar posibles accidentes de todo tipo. Para otros deportes que exigen de tales reflejos.

 

Las ventajas de nuestras clases de boxeo en Santander

 

En definitiva, estamos ante uno de los deportes de lucha más clásicos y más eficaces. Útil para mantenernos en forma, para ganar en agilidad y fuerza, pero también para aprender a defendernos y tener unos reflejos muy rápidos. Pero lo más importante es que no necesariamente tenemos que afrontar un programa de recibir golpes y lesionarnos. El boxeo se aprende rápidamente si se le pone ganas y muy pronto podemos notar los resultados e incluso aspirar a competir en un ring.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*